7 Consejos importantes para organizar su espacio de trabajo

Millones de personas en todo el mundo están convirtiendo sus casas en un lugar conveniente no sólo para vivir sino también para trabajar. Además, debido al reciente cierre y sus consecuencias, ahora hay nuevas oportunidades de trabajo disponibles en línea. Así, los empleados comenzaron a trasladar sus oficinas a sus casas. Y si usted es parte de tal cambio de imagen, debe saber cómo clavar el trabajo desde su casa, empezando por la organización de su oficina en casa.

Echemos un vistazo a lo esencial de los fundamentos de bienestar de la oficina en casa y averigüemos cómo organizar un área de trabajo fructífera mientras se mantiene acogedora. Aquí hay algunos consejos que debes tener en cuenta cuando trabajes desde casa.

1. Organice su oficina en casa en el lugar correcto

Primero, encontrar el mejor lugar para crear un pequeño ambiente de trabajo con sus propias reglas y diseño. Sí, sólo necesitas un poco de espacio para lograr grandes resultados. Francamente, necesitamos muchos menos elementos de los que creemos, así que un sitio modesto que quepa en un escritorio y una silla será suficiente.

A primera vista, puede parecer que no hay ningún lugar para establecer una zona de trabajo, pero no se mueve. La despensa, el armario, el alféizar de la ventana… ¡una de estas opciones será definitivamente útil!

Además, es mejor separar el despacho de la casa del dormitorio para poder estar totalmente concentrado. Si pones un escritorio en una zona de descanso, puedes terminar pensando demasiado en las tareas que tienes que hacer. Esto puede llevar a problemas de sueño causados por la ansiedad y el insomnio. Para evitar estos problemas, debes destacar el área de la oficina.

2. Describa su territorio de trabajo

Después de que decidas dónde ubicar tu oficina, es hora de definir los límites. Al delimitar el área de trabajo, instantáneamente indica un nuevo sitio especialmente hecho para usted y sus objetivos. Hay un cartel imaginario que dice «sólo personal» para que nadie más que tú pueda entrar en la sala.

Tal esquema podría mejorar su productividad, ya que cuando entra en su oficina, se sumerge en la atmósfera de trabajo de inmediato. Además, puedes esforzarte por cumplir tus tareas ya que nadie te molesta.

Por cierto, si no hay oportunidad de usar una habitación separada para tu espacio de trabajo, puedes probar con particiones decorativas, paneles de pantalla, cortinas o persianas. Cualquier panel vertical es digno de consideración si buscas más privacidad.

3. Ponte cómodo

Sin duda alguna, trabajar desde casa tiene sus ventajas, pero si eres un novato, también puedes enfrentarte a algunos problemas. Como puedes pasar más de ocho horas al día sentado, es crucial tener muebles cómodos.

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU. publicó un artículo que cubre el tema de la disfunción musculoesquelética causada por el uso prolongado de sillas sentadas y no ergonómicas. Si un trabajador no toma medidas urgentes, esto puede llevar a una severa incomodidad y angustia.

Por lo tanto, le recomendamos que considere invertir en muebles ergonómicos para aplicarse durante la jornada laboral. El punto principal es que la forma y el diseño de los muebles deben ser lo más simple posible, no atractivos y duraderos.

Si no dispone de mucho espacio, no se preocupe, hay una gran variedad de opciones ajustables en el mercado. Por ejemplo, si quieres estirarte más, prueba con un escritorio sólido que pueda cambiar el nivel de altura y puedas pasar de estar sentado a estar de pie en un abrir y cerrar de ojos. ¿O qué tal un sillón reclinable suave que es una tremenda opción para aquellos que necesitan un reposapiés?

4. Respeta tus reglas

Una vez que se define el área de trabajo perfecta, hay que establecer algunas reglas sustanciales que deben seguirse.

La zona de trabajo está hecha para que puedas TRABAJAR eficazmente. Las actividades no relacionales, como cocinar y descansar, tienen que tener lugar fuera del territorio.
También tienes que evitar tener cosas que no son para trabajar en tu escritorio. Según muchos estudios, el lugar de trabajo sobrecargado de papeles y basura podría disminuir tu productividad e incluso afectar a tu bienestar. Si no quieres terminar trabajando en un basurero, despeja tu oficina al menos dos veces a la semana.

Además de la regla anterior, debes establecer tus tareas y subtareas de antemano, cuando sea posible. Esto puede ayudarte a repartir la pesada carga de trabajo de manera uniforme durante tu semana laboral. Para realizar un seguimiento de su proceso, hay docenas de opciones disponibles, como diarios, blocs de notas y pizarras, así como herramientas más avanzadas como Kanban y Scrum.

Aunque trabajes desde casa, no tienes que llevar pijama todo el tiempo. Como cuando cambias de habitación cuando trabajas y duermes, la ropa debe ser diferente, también, cuando estás de servicio. Eso no significa que tengas que ponerte un traje de etiqueta. Cualquier prenda es aceptable, el punto es que tiene que diferir de tus pantalones de chándal normales.

No dejes de prestar atención a aspectos tan vitales como una iluminación adecuada, muebles ergonómicos, un entorno libre de ruidos y una mejor ventilación. Todo esto afecta enormemente al bienestar de la oficina en casa. Añada algunos elementos relajantes (por ejemplo, sus fotos favoritas o su música) que le ayuden a relajarse si se estresa.

5. Establezca las horas de trabajo

Un patrón constante de horas de trabajo es una parte integral del logro de los objetivos. Un horario estable podría representar totalmente el régimen de oficina regular y mantenerlo organizado.

Aparte de eso, trabajar desde casa te da una fascinante oportunidad de elegir el momento ideal para empezar y terminar tu trabajo. De hecho, todos somos diferentes y nuestro período más fructífero se muestra en diferentes momentos.

Y además, un día de trabajo fijo podría ayudarte a optimizar el tiempo dedicado a cada tarea. Por lo tanto, eres capaz de seguir el progreso y esto podría motivarte a trabajar mejor y más rápido.

Por otro lado, una vez que establezcas el horario de trabajo que más te convenga, administrarás tu tiempo de descanso debidamente. ¿No sientes que el tiempo vuela cuando estás ocupado? Como si pestañearas y ya fuera medianoche. Por eso es esencial definir las horas de trabajo para mantenerse despierto y no perder el sueño.

6. Aprovecha al máximo tu espacio cuando organices tu oficina en casa

Como ya mencionamos, mantenga sus cosas organizadas y fomentará su productividad. Así que, ¿cómo debería exactamente organizar sus artículos de trabajo?

Primero, deja la pared en blanco para que puedas usarla como tablero de «lista de tareas». Si no es posible, cuelga una pizarra o sólo un póster. Aquí puedes escribir tu agenda, tareas recientes, reuniones y recordatorios.

Para guardar sus libros y chucherías, varios estantes y soportes pueden servirle de ayuda. Hay un montón de diferentes diseños y estilos disponibles para complacer a cualquier propietario de una oficina en casa. Una vez que mantengas tus cosas en orden, te sentirás más animado y dispuesto a probar nuevos logros.

Si tienes que lidiar con un exceso de papeleo, considera la posibilidad de usar cajas o archivadores. Podrían ayudarle a guardar sus pilas de papel en orden alfabético, por números o colores. Al igual que su biblioteca personal!

7. Trabaja duro, relájate bien

Cuando la jornada laboral termina, es hora de relajarse. Muchos investigadores plantean el problema de los desórdenes del sueño causados por el exorbitante rendimiento laboral. Por eso es crucial saber cómo relajarse antes de ir a la cama. No te asustes, ¡te tenemos cubierto! Aquí hay algunas formas esenciales de desestresarse que todo empleado del trabajo desde casa debería saber.

Haga algunos ejercicios regularmente. Eso no significa que tengas que correr desordenado, sino más bien que intentes estirarte suavemente, meditar o hacer yoga. Algunas personas prefieren hacer ejercicio antes o en medio de la jornada laboral para refrescarse.

Date el gusto de tomar un baño caliente después de un día duro para eliminar la tensión. Velas perfumadas y un vaso de vino sería una gran ventaja.
Cambiemos el fondo y pongamos tu música favorita. El tempo lento te calmará bien, mientras que las canciones que salten te refrescarán de inmediato.
Da un largo paseo. Esto te permitirá calentar y despejar tu cabeza.

Quítatelo del pecho. Hable con sus seres queridos y más cercanos para compartir sus logros y problemas.
Encuentra un hobby. Cambiar a otra actividad podría despejar su mente y ayudarle a relajarse.
Y por último, pero no menos importante, cuide su rutina de sueño. Restaure su energía a través de un sueño decente para estar listo para los desafíos del día siguiente.

Tienes todo este asunto de la organización de la oficina en casa

Si manejas bien tu rutina de trabajo, aprovecharás profundamente las características de la oficina en casa. Utilice estos siete consejos esenciales para la oficina en casa para ayudarle a aumentar su productividad. Una vez que organice su oficina en casa, le resultará más fácil y agradable trabajar.

Te ha gustado el articulo?
[Total: 0 Average: 0]
Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SIGUENOS @TUAPARTAMENTOCOL